domingo, 13 de julio de 2008

UN JUEGO. FRASES (MUY) HECHAS. CON LA T. TENER A ALGUIEN EN EL BOTE





"Tener a alguien en el bote" ha dado sin duda buenas imágenes. Mirad si no las que han enviado Botavara y Joana. Botavara envía una de cal y otra de arena. (Por cierto, la arena es la buena, ¿no? ¿O es la de cal? Siempre me lo he preguntado, pero parece claro... ¿Qué opináis o sabéis al respecto?)
Joana también mandó una de cal y otra de arena, pero al final, de acuerdo las dos, hemos puesto solo la de arena, porque la de cal era demasiado terrible como para andar jugando con ella a las frases hechas, por muy hechas que estuvieren.
Entonces, como por pedir que no quede, sigo pidiendo. Esta vez para la siguiente imagen del diccionario: "TENER ALGO EN LA PUNTA DE LA LENGUA".
Y como se acercan vacaciones y seguro que habrá un despliegue general, os adelanto las Frases (muy) hechas que quedan, por si acaso queréis ir enviando imágenes. A saber si justo el sitio al que vais a parar en vacaciones es un baúl sin fondo de fotos posibles y adecuadas.
Las que seguirán, hasta el final, son:
"TIRAR LA CASA POR LA VENTANA"
"UNTARLE LAS MANOS A ALGUIEN"
"VENDERSE EL ALMA AL DIABLO"
"VER LAS ESTRELLAS"
Y así acabaremos al fin por fin con el diccionario en cuestión y podremos regresar a otros asuntos de diversa índole.
Gracias a tod@s por vuestra complicidad con esta propuesta. Espero que no os "rajéis" ahora que ya estamos casi al final. :) Ya lo sabéis, la próxima es TENER ALGO EN LA PUNTA DE LA LENGUA.
Os copio la ilustrada hoy.
TENER A ALGUIEN EN EL BOTE
El alumno procuró borrar de su mirada el odio feroz que le inspiraba aquel profesor. Debía mostrarse interesado y se esforzaba por encontrar alguna pregunta que sonara verosímil. Ante la imagen desoladora que acababa de ponérsele frente a los ojos, le resultó más sencillo de lo que preveía. "¿Y éste quién era?", inquirió. El profesor, después de un suspiro inacabable con el que pareció cortar un largo trayecto, respondió con voz grave: "Éste, hijo mío, era mi predecesor. El antiguo director de esta santa escuela de ciencias. Don Ponce Salcedo de Rimal, el más grande científico de todos los tiempos habidos y por haber." A continuación añadió que, a pesar de su ilustre inteligencia, el hombre se mostró siempre reacio a los cambios, las transformaciones o las innovaciones, que tan necesarias había llegado a ser. Por ello -le explicó-, al final todos los que lo rodeaban había deseado su desaparición, fuera como fuese. "Y es que, además de ser un gran científico, era un gran cabrón", dijo. Era dogmático y autoritario. Soberbio y déspota. "En ocasiones las grandezas no son de un solo signo, hijo mío." "Ni que lo diga", pensó el alumno. "En fin -concluyó el profesor-, ha costado Dios y ayuda, pero pudimos con él. Tarde o temprano, todos los seres humanos acaban por ceder-" Y dejó ir una risilla discreta. "Desde luego", contestó el alumno mientras cogía el frasco en donde flotaba ingrávido el cerebro de Don Ponce. Y sin poder evitarlo, miró al profesor, que permanecía quieto a su lado, volvió a mirar el frasco que aguantaba con las dos manos, y pensó: "No se haga ilusiones, Fresedas, a usted también acabaremos por tenerlo en el bote." De ahí.

29 comentarios:

Botavara dijo...

Me da por pensar a cuantas de las monjas que conocí durante mi tierna infancia (y no tan infancia) escolar me hubiera gustado tener en el bote...como a Don Ponce, claro.
Después me da pena: bastante es "casarse" con alguien que nunca estará de cuerpo presente, con todo lo que ello implica.
Por cierto Flavia, tampoco yo he tenido nunca claro quién era Abel y quién Caín (siguiendo en el mundo religioso) entre la cal y la arena.

FLAVIA COMPANY dijo...

Botavara:
Monjas en el bote, sí, suena lógico, jajajaja. Dios las tiene a todas en el bote, en efecto. Y no sé si Noé debió de pillar alguna para el suyo... jajajaja.
Abel, Caín, arena y cal. Ni idea.

winsta dijo...

Y donde las dan, las toman. Y Fresedas, con el tiempo, al bote.
Pura justicia poética la vida.
¡Flavia, un gran texto!
(Como todos.)

cuchhhi dijo...

eh Flavia tu blog es un refugio ante tanta tormenta
besos

FLAVIA COMPANY dijo...

Winsta:
Donde las dan las toman; buena frase también para cocerla a imágenes e historias.

Cuchhhi:
Gracias, em encanta que te lo parezca.

s(alvaje) dijo...

Cal y arena: algunas versiones dicen que la cal es lo 'bueno' y la arena lo 'no tan bueno'. Otras dicen que no es que una cosa sea peor que la otra, sino que ambas se complementan, ya que la cal y la arena mezcladas con agua y en su justa proporción dan como resultado la argamasa, que es útil para la construcción.
Si esta última versión fuera la correcta, muchas estaríamos utilizando la expresión de forma errónea.

Caín y Abel: Simplificando, eran hermanos y el primero se cargó al segundo. Sacad conclusiones.

En cuanto a las monjas, ni todas al bote ni todas al agua; seres humanos que buscan, como el resto, y creen encontrar respuesta a su miedo en supuestas llamadas de un ser superior.
Así lo veo yo, y así se lo he contado.

FLAVIA COMPANY dijo...

s(alvaje):
Tú siempre tan aguda. Me he reído con tu "sacad conclusiones".
Y oye, qué comprensiva te veo con las monjas. Pero tienes razón: cada cual espanta sus males como buenamente puede o la vida le pone a su alcance.

Joana dijo...

El ser superior dicta que la poligamia es pecado, sin embargo el/ella está casado con un montón de monjas.

Cuando con 12 años planteé esta paradoja en el cole de monjas me expulsaron de clase. No sé si por llamar a dios polígamo o por cuestionar su sexo masculino, o su heterosexualidad.

FLAVIA COMPANY dijo...

Joana:
Para mí que te echaron de clase básicamente por pensar, que es lo que la Iglesia Católica no soporta: que la gente piense; ni la inteligencia, la duda, el cuestionamiento...

s(alvaje) dijo...

jajajaja....como está el patio....
joana, yo creo que topaste con alguien poco inteligente. a mí me encantaría encontrarme con alumnos críticos, aunque no supiera que contestarles. si no nos cuestionáramos nada, no evolucionaríamos, está claro.

yo hice alguna pregunta similar en mi infancia y la monja no me echó de clase pero pasó un poco de la pregunta. quizás le faltó valentía para aceptar que ella también se lo cuestionaba.

hablando de diosas,acabo de leerme 'la palabra delas hijas de eva', de Teresa Moure, y en el último capítulo se habla sobre este tema .os lo recomiendo.

Joana dijo...

Flavia, s(alvaje):

¡Qué razón tenéis!Aprendí la lección y no volví a preguntar. Aunque seguía pensando y comentando la jugada con mis compañeras de pupitre. La siguiente vez que me sacó de clase no fue por irreverente. Me llamó a la tarima, por hablar, y en el momento en que iba a darme con la regla en la palma de la mano la retiré, y se dio en la rodilla. No me expulsó de la clase, me sacó por los pelos, literalmente. Pressing catch eclesiástica con contrincante en plena huída. Pero eso, al menos, no me dio que pensar.

s(alvaje) dijo...

madre mía!! y después dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor!!!
igual hasta le gustaba el sado...no sé...jajajja

maiprou dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
winsta dijo...

Pues ya que habláis de monjas diré que no guardo mal recuerdo de las que me educaron y eso que yo era bastante terrible de pequeña.
El mayor castigo que me imponían era enviarme a pensar a un rincón y, claro, me aburría y, poco a poco, día tras día, mi índice iba arrancando trocitos de pintura de la pared y me quedó un mapa de África monísimo.

(Por cierto, fui a ver el blog de Francis y parece desaparecido. ¿Alguien sabe algo?
Me gustaba leerlo.)

FLAVIA COMPANY dijo...

Maiprou:
Em sembla que la gent que no hem anat a monges no entenem algunes coses que la gent que si que hi nha anat entén, hahahahaha!

Winsta:
Parece que tus monjas tuvieron alguna gracia. Pues menos mal, porque siempre me cuentan horrores de ellas como profesoras.
Y no, no sé nada de Francis, y su blog ya no extiste. Qué raro, ¿no?

Botavara dijo...

Para ser exactas, yo guardo algunos buenos recuerdos y otros no tan buenos. Parece que no aprendí la lección y estar expulsada de clase se volvió un hábito (que no hace al monje ni a la monja). Nunca me pegaron con una regla, pero los métodos que utilizaban no eran mucho mejores: ¿Alguna se ha paseado por las clases con un chicle en la frente?
Aún así hay muchas monjas que me caen bien...las místicas, las poetas, las guerreras ;-)

winsta dijo...

Jajajaja, botavara, yo también pasé por lo del chicle. Jajajajaja, pero a mí me daba la risa cuando entraba en las otras clases con aquel pegote en la frente. ¡Qué tiempos!
Me lo estoy pasando en grande recordando todo aquello.
Y sí, botavara, a mí también me gustan esas monjas escritoras, místicas, aventureras...
Debieron encontrar muchas barreras, pero ahí están:haciendo historia.

winsta dijo...

Sí, Flavia, raro lo del blog de Francis, a ver si cuando pase por aquí nos dice si cambió de blog o qué pasó.
:(

Joana dijo...

Mi mejor recuerdo es el de la monja que nos daba clase de gimnasia. Ni Nadia Comaneci hubiera saltado el plinto con más energía, por que, atentas, lo hacía con hábito y velo! y sin problemas, era genial.

s(alvaje) dijo...

maiprou,
no, no creo que 'en el fondo y ni tan en el fondo “ellas” saben, intuyen, mastican, tragan y sobretodo comulgan y cagan cada día con que no tienen nada, ni siquiera consuelo disfrazado de respuesta a sus miedos?', porque si así fuera lo tendrían tan fácil como colgar los hábitos y buscarse otro tipo de vida. en algo les satisfará la que han elegido, puesto que la han elegido, sea por el motivo que sea.

maiprou dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FLAVIA COMPANY dijo...

maiprou, s(alvaje):
No me puedo creer que el tema "monjas" alce ni la más mínima polémica, jajajajaja. Con todos mis respetos, la religión católica tiene tanto de que avergonzarse -no así el cristianismo, que es sentimiento y creencia-, que apuntarse a ella es toda una declaración de principios. El Vaticano es un escándalo, y sus súbditos unos escandalosos. Dicho esto, animo a apostatar a quienes no lo hayan hecho aún. La Iglesia Católica no puede tener socios entre aquellos a quienes llevaría sin pestañear a la hoguera.

s(alvaje) dijo...

si votas monjas sí, llama al 900 33 22 44 55 66 77 88. si votas monjas no, llama al 900 33 22 44 55 66 77 99. las 1000 primeras llamdas recibirán un papamóvil de regalo...no esperes más y marca los diecisiete dígitos!

maiprou,
entrego mi hacha de guerra. sólo quería crear un poco de polémica, por eso de ni todas al bote ni todas al agua, seguro que habrá monjas de todo tipo, y a saber que motivos personales y sociales les han llevado a escoger esa ruta.
en todo caso, como dice flavia, es posible que algunas de ellas me llevaran a mí misma a la hoguera por el camino que yo he elegido, que es poco católico. así que dejo estar el tema.
pero eso sí, si queréis un papamóvil para pasearos por el mundo condenando absurdos,apresuraos a llamar, quedan pocas unidades!!!

maiprou dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joana dijo...

Curiós. La meva experiència és ben diferent. Encara no he conegut cap catòlic –i mira que n’he conegut molts- que se’n refoti de ser classificat com a tal. Més aviat he conegut apòstates que se’n refoten de seguir a les llistes catòliques, serà per allò de que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio, qui sap.

maiprou dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NáN dijo...

Del relato solo decir que conserva ese doble sentido de la serie de usar la frase al mismo tiempo en sentido real y en sentido figurado. Caería Fresedas... pero también el alumno con el tiempo. La Escuela de Ciencias está de bote en bote, que dirían.

Lo mejor de todo en este, para mí, es el esfuerzo del pobre muchacho para decir algo "que sonara verosímil"; al menos verosímil. Me hace pensar en distancias de años luz entre unos y otros.

(Lo de la cal y la arena siempre me lo tengo que razonar: todas las veces).

Y lo de las monjas, creo que se habla de las "educadoras". No me meto con las que están haciendo dulces y galletas en su clausura, de la que solo salen en las elecciones en las que son necesarias para votar a ese Partido (exacto, a ese) o llegado el caso para botar (que viene bien al relato) a ese otro.

Pero las monjas obligadas a enseñar a quienes saben que saben más que ellas las tiene aterradas y por eso son malas remalas de las que no quedan bien ni en el cine. Cada persona, un voto; cada monja de esas, un bote.

Ø dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ø dijo...

.