miércoles, 26 de septiembre de 2007

BERLÍN


Berlín es como para quedarse. Al menos un tiempo. Parece, según cómo, un decorado cinematográfico, un lugar de mentira que pudo ser verdad. Me encanta esa ciudad.

Aunque en primer plano aparezca una oreja, creo además que se trata de la de Robert Juan Cantavella, lo que importa, y que Robert me perdone, es la escena del fondo, esos personajes con luz tenue, fumando, quietos casi como lo habrían estado en un cuadro de dichas dimensiones en esa misma pared.

lunes, 24 de septiembre de 2007

EN BERLÍN

La pista es el siguiente link:

http://www.cervantes.de/nueva/es/cultura/programm?event=2007-09-25&month=9&year=2007

viernes, 21 de septiembre de 2007

CORAZÓN ROJO



Alguien se ha entretenido en limpiar la luz roja del semáforo de modo que cuando se enciende se ve la forma de un corazón.

Da para varias interpretaciones, claro: Frena el amor. El corazón es rojo pasión. La vida se interrumpe cuando el corazón se pone en rojo. No todos los semáforos son iguales. Dime ante qué te paras y te diré quién eres.

Lo que sea. Pero no me digáis que no tiene guasa la cosa. Me imagino a alguien allí, por la noche seguramente, encaramándose para alcabzar su objetivo... Poesía urbana.

jueves, 20 de septiembre de 2007

THE MISTRESS'S DAUGHTER


Hay una escritora que me fascina desde que la leí hace algunos años por vez primera.

Ayer, en la librería Laie, me quedé helada cuando, al coger un nuevo título suyo publicado por Granta Books, el que da nombre a esta entrada, descubrí que se trataba de un libro de memorias y que cuenta la historia -la suya, claro- de una niña adoptada nada más nacer a quien su madre biológica localiza treinta años después de desaparición y silencio.

Aún no está traducido en España, pero si no leéis en inglés, Anagrama ha publicado varias obras de la autora que no tienen desperdicio. "Música para corazones incendiados" es un acontecimiento. Y "Este libro te salvará la vida" o los cuentos de "Cosas que deberías saber" son también buenos.


miércoles, 19 de septiembre de 2007

"SI YO FUESE YO"


Sigo citando a Clarice Lispector, con fragmentos extraídos de su "Aprendiendo a vivir". Aquí dejo éste:


"Cuando no sé dónde he guardado un papel importante y la búsqueda resulta inútil, me pregunto: si yo fuese yo y tuviese un papel importante para guardar, ¿qué lugar escogería? A veces funciona. Pero otras veces me siento tan presionada por la frase "si yo fuese yo", que la búsqueda del papel pasa a ser algo secundario y me pongo a pensar. Mejor, a sentir".

martes, 18 de septiembre de 2007

TEATRO Y SEXO

Este es el artículo que he publicado hoy en El Periódico de Catalunya.

TEATRO Y SEXO EN GRUPO

Barcelona es desconcertante. O muy lógica. Este año se constata que los teatros de la ciudad baten récords de público y taquilla y, al mismo tiempo, que también crecen las citas de sexo en grupo. Seguramente nada tienen que ver una noticia y la otra, pero resulta que los clientes del asunto promiscuo, según declaraciones de expertos en el sector, suelen tener un alto nivel cultural, nivel que se le supone también al espectador de teatro. Asimismo, son todas personas a las que no les va de treinta barras de pan o el mismo número de litros de leche, que es lo que más o menos cuesta una entrada a cualquiera de los locales en que se practican dichas actividades. Finalmente, ambos placeres se experimentan en grupo.
¿Qué debemos concluir a la luz de estas noticias? O bien que el sexo en grupo fomenta un sentimiento apasionado por el teatro o bien que el teatro excita la libido y anula cualquier tipo de prejuicios. O bien que hay dos grandes grupos de personas con un buen nivel cultural en Barcelona que jamás coinciden en su tiempo de ocio, que es sin duda la más inverosímil de las tres conjeturas.

lunes, 17 de septiembre de 2007

OS PIDO

Hace meses colgué una entrada que iba de epitafios.

Ahora os pido que, si os apetece, penséis cada cual en el suyo y que me lo dejéis anotado, e incluso que pidáis a vuestros colegas de blog que hagan lo mismo, que se pasen por aquí y dejen el suyo.
Según lo que salga, podría llevar a cabo una idea qe me ronda desde hace tiempo. Gracias por vuestra colaboración. De antemano.

Y para muestra, el mismo botón de hace meses.

“Disculpen que no me levante”. Groucho Marx.
“Perdonen por el polvo.” Dorothy Parker.
“Espero que Cristo cumpla su palabra.” Miguel Delibes.
“RIP, RIP, ¡HURRA!” Groucho Marx para su suegra.
“Al morir, echénme a los lobos. Ya estoy acostumbrado.” Diógenes.
“Aquí reposan los restos de un ser que poseyó la belleza sin la vanidad, la fuerza sin la insolencia, el valor sin la ferocidad y todas las virtudes de un hombre sin sus vicios.” (Lo dedicó Lord Byron a su perro, Botswain).
“Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo.” Miguel de Unamuno.
“Si no viví más, fue porque no me dio tiempo.” Marqués de Sade.
“Volveré y seré millones.” Evita Perón.
“Una tumba es suficiente para quien el Universo no bastara”. Alejandro Magno.
“Luz, más luz.” Goethe.
“Aquí yace Molière, el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien.” Molière.
“No estoy de acuerdo.” Joaquín Sabina.
“Si queréis los mayores elogios, moríos”. Enrique Jardiel Poncela.
“The End.” Buster Keaton.

Y ahora, el mío:
"Esto es lo único que he hecho en la vida sin entusiasmo alguno". Flavia Company (Espero tardar mucho tiempo en tener que utilizarlo. Gracias).
Y otro:
"Esto sí que no me lo esperaba"

Y los vuestros:
"Si crees que estoy acabado, te equivocas". Phoenix-Vulcanno.
"Vuelvo en 5 minutos". Joana.
"Otro". Francis Black.
"En esta vida sólo hay dos cosas importantes: Mujeres y Música, ¿lo demás?... son tonterías". La Cura.
"La bondad fue su regla suprema". Garmir.
"Chin pun". Marina.
"Por fin". Silvia. (Provisional. El epitafio, no Silvia).
"Esto es un sin vivir". S(ese).
"Si al final hay juicio, buscadme un buen abogado". Coco Becerra.
"Nos vemos en un par de días". Francis Black.
"Tienes una nuca preciosa". Nán.
"Coge un poco de maría y fúmatelo a mi salud". Laurópata.
"Jo tampoc". Maiprou.

PUERTBORNOZ

Como se ve en la imagen, el gimnasio que visito menos de lo que debería dispone de sistemas de cierre y apertura de tecnología punta. Cada día que voy, pocos, busco entre el personal al/la del albornoz sin cinturón. ¿Por qué lo cedió? ¿Le pagaron? ¿Se cansó de darse con la puerta en las narices? ¿Es una broma? ¿O tal vez regaló toda la prenda? Y en ese caso, ¿para qué se ha empleado el resto?

viernes, 14 de septiembre de 2007

"LA EXPERIENCIA MÁS GRANDE"

El título de esta entrada es de Clarice Lispector. Y el texto al que da nombre el que copio a continuáción:

"Yo antes quería ser los otros para conocer lo que no era yo. Entonces entendí que yo ya había sido los otros y que eso era fácil. Mi experiencia más grande sería ser el otro de los otros: y el otro de los otros soy yo".

Pertenece al volumen "Aprendiendo a vivir", publicado recientemente por la exquisita Siruela, y en él se recogen artículos de prensa escritos por la autora brasileña. Os lo recomiendo con vehemencia. De hecho, toda la obra de Lispector es excelente.
Y ya que recomiendo a una autora, me pongo a recomendar otra: Angela Carter, "Los niños sabios". ¡Qué novela! Os asombrará.

jueves, 13 de septiembre de 2007

MÚSICA

Me cuesta comprender a quienes dicen que les resulta indiferente la música, que podrían vivir sin ella, que no les interesa, de ninguna clase, nada. Pues cuánto ruido tiene que haber en esas vidas, ¿no?

EL JAZZ

El jazz, en cambio, no puedo combinarlo con nada más. Me gusta solo, como el vino.

MOZART

Mozart es de los pocos compositores que puedo escuchar mientras trabajo aunque a veces, debo reconocerlo, me doy cuenta de que llevo un rato atenta a las notas sin hacer absolutamente nada más. Si tenéis un rato, escuchad esto:

sábado, 8 de septiembre de 2007

ARTE

Una duna que el mar no cubre. El velero está justo detrás de ella, y por eso no se ve. Navega de sur a norte: si ERA hubiese pintado el cuadro unos instantes más tarde, lo habríamos visto aparecer a la izquierda, la proa decidida, las velas tensas, la escora necesaria.
Quien todavía no ha trepado a la duna, pero va a hacerlo, y quien navega tras ella, van a conocerse dentro de algunos meses en tierra, y van a enamorarse, y van a visitar la duna, a instancias de quien acostumbra a convertirla en su rincón preferido, y van a navegar tras ella después, y así van a dar la vuelta a su mundo y van a mirarlo desde dos puntos de vista distintos y, así, van a comprender el amor.

BIBLIOTECA DE CATALUNYA


Qué placer tan grande que a una le gusten los libros de esta manera tan profunda y descabellada.

viernes, 7 de septiembre de 2007

BODEGÓN 2


Lo que os decía, una se pone a mirar lo que hay sobre el escritorio y no da crédito. ¿Qué habrá en ese carrete añejo? ¿Y qué significa esa vaca?

BODEGÓN

Los objetos que puede una reunir sobre su escritorio son desde luego variopintos. Observarlos con atención puede deparar más de una sorpresa o suscitar preguntas tales como: ¿Por qué lo puse ahí? ¿De dónde salió?

jueves, 6 de septiembre de 2007

miércoles, 5 de septiembre de 2007

MARINA


Nostalgia de sal.

RECUERDOS DE VERANO


Como hace decir Forges a uno que mira en el calendario el mes de setiembre: "Pero... ¿y agosto?"

NO SE VE BIEN LA TELE


Pues claro.

martes, 4 de septiembre de 2007

VERANO Y LECTURAS

Se nos ha ido acabando el verano a la manera del hielo en la cubitera: sin que nos demos cuenta. Y estamos de vuelta, casi como si no nos hubiésemos ido. Excepto por los recuerdos, los nuevos, los que se nos han sumado a la vida, que son la prueba. Y las ausencias, que son el lastre.

Y las lecturas, claro, las páginas que nos han acompañado día tras día.
Este verano he leído una novela de éxito hace algunos años: "La mujer difícil", de John Irving. Seiscientas y pico de páginas cuya única razón de ser se halla, en mi opinión, al final de la obra, y cuando digo al final me refiero a la última frase, una frase que ya hemos leído en las primeras páginas, pero que nos despide con una grandeza incalculable, cargada de emoción, de sentido, de verdad, de gloria. Es casi una epifanía. Y la frase en sí no tiene mérito alguno, son unas pocas palabras fáciles, un diálogo aparentemente insustancial. No sirve leerla sin haber leído antes toda la novela. Es una experiencia radical. He quedado convencida de que Irving escribió la novela para poder terminarla así. Qué gran acierto. Qué sabiduría. Qué sorpresa. Qué premio a la paciencia: porque confieso que estuve a punto de dejar la lectura más de una vez.