domingo, 19 de agosto de 2007

CARLOS TRÍAS

"Ahora somos muchos más, y aunque vivimos más años que entonces, todos terminamos por morir".

Es una frase de su novela "El ausente".
A él no le dio tiempo de vivir más años que entonces, sea entonces cuando fuere.
Carlos Trías ha tenido que morir.
Por suerte sus libros van a seguir acompañándonos, como su recuerdo, el de un hombre bueno, delicado, divertido, elegante y generoso, inteligente y sagaz. Entrañable. Único.

EL PERIO RELATO DEL 19 DE AGOSTO

En fin, ya que he ido dejando por aquí algunos... los voy dejando todos. Éste es el que se ha publicado hoy.

DOMINGO 19

Titular: “Los náufragos del Jules Verne fueron rechazados por otro barco”. 14 de agosto.

MATICES EN EL MAR

Es sabido que cambiarle el nombre a un barco da mala suerte. Sin embargo, Alain Tournier hizo oídos sordos a la advertencia popular y decidió rebautizar a su velero y llamarlo como a su escritor preferido.
Es sabido también que los lobos de mar son supersticiosos y que su sentido del honor resulta a veces algo trasnochado.
A bordo de aquel mercante navegaban dos hermanos, viejos marinos educados a la antigua usanza. Charlaban en cubierta sobre los grandes temas de la vida. De pronto, divisaron a lo lejos un enorme velero. Lo observaron con los prismáticos y se percataron de que estaba al borde del naufragio. Comentaron afectados el suceso, pues estaba claro que de ningún modo iban a acudir a su rescate. La embarcación se llamaba Jules Verne, y la historia familiar se imponía. El escritor francés había arruinado a su tatarabuelo, escritor de quinta fila, al robarle, durante frecuentes charlas de café, algunos de sus mejores argumentos novelescos.

PERIO RELATO DEL 18 DE AGOSTO

Aquí os lo dejo.

SÁBADO 18

Titular: “Un escritor, acusado de un crimen calcado al que relata en un libro”. 10 de agosto.

ÉXITO MORTAL

Lo decidí cuando se convirtió en un best seller. Maldita la hora. Fue un impulso y luego un deseo incontenible. ¿Qué pasa? ¿Acaso ustedes nunca han sentido la necesidad de comprobar cómo funciona la perfección? ¿Jamás han tenido la imperiosa tentación de abrir un reloj, un motor, un cuerpo humano? Escribí la historia de un crimen perfecto y quería comprobar que no lo era sólo sobre el papel.
Toda la vida había tenido ganas de matar, esa es la verdad, pero jamás me habría atrevido de no ser por el éxito brutal de mi novela, que demostraba hasta qué punto estaba bien tramada. Seguí mi plan hasta el final, paso a paso, sin olvidar detalle, sin cometer errores, capítulo por capítulo. Pero mi personaje, el asesino, no era un novelista de éxito que cometía el crimen que narraba en su libro. Era un hombre de negocios, gris y avaricioso. Y eso sí que se me escapó, no supe verlo a tiempo, me equivoqué de personaje, fue lo único que sustituí.

lunes, 13 de agosto de 2007

EL PERIO RELATO DEL DÍA 12

"El Periódico", domingo 12

Titular: “Los trastornos graves del sueño aumentan el 40% en cinco años”, 7 de agosto.

SI EL SUEÑO FRACASA

Leo Froidman el psicoanalista espera a su nuevo cliente con impaciencia, consciente de que se va a convertir en el tema estrella del próximo congreso internacional. Sin dar crédito a su suerte, abre la puerta. Un anciano ojeroso, bajo y calvo, tocado con una adormidera en la solapa de su traje azul noche, lo mira con esperanza: es el Sueño. Al terapeuta le decepciona su aspecto, pero finge naturalidad. Le indica que se tienda en el diván, y el viejo lo hace con dificultad mientras exclama: “Ya no sirvo para nada. Llevaba siglos durmiendo a todo el mundo, incluso a presidentes durante recepciones, a reyes en bodas, a obispos en misas, a capitanes en guerra, a niños en la noche de reyes. He sido infalible, pero ahora…” “¿Y no ha pensado en dedicarse a otra cosa? Mire que los ricos ya no saben o no tienen con qué soñar…” “Verá, señor Froidman, el problema es que mi hermana gemela es la Muerte, y si mi empresa fracasa, tendré que trabajar para ella”.

sábado, 11 de agosto de 2007

OTRO PERIO RELATO

Os copio aquí el que se ha publicado hoy sábado 11. Irreverente y caluroso.


Titular: “Una persona célibe puede enamorarse”, 7 de agosto.

AMOR CASI IMPOSIBLE

“Y qué”, se dice la monja a sí misma por enésima vez. “Y qué si necesito tocar lo que me gusta. Por qué las religiosas tenemos que hacer diferencias entre los objetos y los humanos. Y qué si el objeto permanece impasible cuando lo toco y el humano se estremece. Y qué si me estremezco incluso yo”. Recorre una vez más con los dedos la tela basta de la que cortarán su próximo hábito, pero imagina la piel suave de la muchacha que la atiende. Percibe el negro intenso de la ropa, pero se fija en el de los ojos de la dependienta. “Y qué”, se dice una vez más, “y qué si necesito tocar lo que me gusta. Mis manos están en el mundo para conocerlo, y todo es obra de Dios”. Entonces se abalanza como poseída sobre aquella mujer de carne y hueso que, por cierto, lleva años esperando a que la monja se decida a hacer lo que las dos han estado deseando desde el primer día en que se vieron y que la recibe diciéndole, “el próximo hábito te lo hago de saliva”.

martes, 7 de agosto de 2007

UN PERIO RELATO Y UNA RECOMENDACIÓN

El perio relato, el que escribí para El Periódico el domingo pasado, 5 de agosto:

DOMINGO 5

ODIOS CANJEADOS

Sabía que los enemigos eran los otros, los que vestían distinto, los que hablaban una lengua ininteligible. Había que matarlos: se lo habían dicho sus superiores y la televisión. Sin embargo, él no sentía nada por los enemigos. Por mucho que se esforzara, no conseguía odiarlos. A quien sí odiaba, y con todas sus fuerzas, era a su compañero Ehud, el soldadito valiente. Estaba cansado de sus proezas, harto de su ejemplaridad.
No costaría mucho hacerse con una cantidad suficiente de opio. El soldadito valiente no estaba acostumbrado a fumar y caería presa de un sopor insuperable. A él le bastaría con decir “presente” cuando al pasar lista dijeran el nombre de Ehud. Y los enemigos se encargarían de lo demás, porque a ellos, sus superiores y la televisión les habrían dicho, como a él, que a los que vestían distinto, a los que hablaban una lengua ininteligible, había que matarlos. Y obedecerían, aunque no fuesen ellos quienes lo odiaran.

Titular: “El Ejército israelí “olvida” a un soldado en una operación en Gaza”, 30 de julio.

Y LA RECOMENDACIÓN:

La lectura de la novela "El sueño de Bruno", de Iris Murdoch. Tremenbunda, tremendamente humana.